Aumentan casos de ftirápteros (piojos) dentro de escuelas en Puerto Ordaz

***Docentes, directivos, padres y representantes reportan proliferación de piojos en alumnos

Noticias Capital/Nueva Prensa.

“Niños deben mantener su corte de cabello y las niñas deben asistir a clases con sus cabellos recogidos”, es el dominador  común de las exigencias de las escuelas ubicadas en Puerto Ordaz, donde se registra un aumento significativo de reportes en alumnos que se le han encontrado piojos y liendres, lo que apunta a un posible brote de estos.

Los ftirápteros (piojos) son pequeños insectos que viven en la cabeza de las personas. Los piojos adultos tienen el tamaño de las semillas de sésamo. Los huevos, llamados liendres, son incluso más pequeños, aproximadamente del tamaño de una escama de caspa. Los piojos y las liendres se encuentran en el cuero cabelludo o cerca de él, con mayor frecuencia en el cuello y detrás de las orejas.

Muchos de los padres han comenzado con los tratamientos tradicionales utilizando el famoso champú avispa y la lendrera o peine para piojos, el cual es un tipo de peine que se utiliza para retirar del cabello liendres y piojos. Productos los cuales pueden ser encontrados en cualquier farmacia cercana a sus viviendas.

Docentes afectados

Maestras de diversas instituciones educativas informaron al equipo de Soy Nueva Prensa, que es importante la higiene  para mantenerse alejada de estos insectos, pero el contacto con los alumnos permite que esto se contagie.

“Es una cadena, en mi salón hay piojos y por ende estoy siendo afectada,  esta situación afectó también a mi familia, porque mi hija con quien comparto mi cepillo de peinar también tiene piojos”.

Otra docentes dijo que en la asamblea reciente de maestros, se encontraban varios reunidos debajo de una mata de mango y observó que a su compañera le caminaba algo por el cuello, “pensé que era una hormiga y al observar bien, me di cuenta que esa maestra tenía piojos”.

Esta situación enciende las alarmas en los salones de clases, donde se le está exigiendo a los alumnos mantener las medidas preventivas y evitar una epidemia.

Prevenciones

De acuerdo con el médico pediatra Hugo Lezama, esta es una enfermedad que se asocia generalmente con la pobreza, dado que al no poseer los recursos para comprar los mínimos productos de higiene personal (jabón, champú) son más propensos a atraer a estos parásitos.

También un descuido en las condiciones de vida, se consideran factores que influyen para contraer estos insectos.

Recomienda el uso correcto de los productos de la higiene personal, es decir, buen uso del jabón corporal y champú para el cabello, aparte de  cambiar  constantemente las  sábanas y/o edredones.

Además de un buen corte de cabello en el caso de los varones “un corte al ras”, y en el caso de las niñas mantener lo más corto posible o debidamente amarrado.

En caso de eliminación utilizar la lendrera bañado en vinagre, luego de haber lavado debidamente con el champú avispa.

Recomendaciones de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Los siguientes pasos pueden ayudar a prevenir y controlar la transmisión de piojos:

  • Evite el contacto de cabeza con cabeza (cabello a cabello) al jugar y realizar otras actividades en el hogar, la escuela y otras instancias (actividades deportivas, parques, fiestas de pijamas, campamentos).
  • No comparta prendas de vestir como sombreros, bufandas, uniformes deportivos, cintas del cabello o broches.
  • No comparta peines, cepillos o toallas. Desinfecte los peines y cepillos que haya utilizado una persona infestada remojando en agua caliente (al menos 130°F) durante 5 a 10 minutos.
  • No se recueste en camas, sofás, almohadas, alfombras o animales de peluche que hayan estado recientemente en contacto con una persona infectada.
  • Lave en la lavadora la ropa de cama y las demás prendas que haya utilizado la persona infectada en los 2 días anteriores al tratamiento; use agua caliente (130°F) y para secar seleccione una temperatura elevada en la secadora. Se pueden llevar a la tintorería para lavar en seco la ropa y los artículos que no se lavan con agua o guardarlos en una bolsa de plástico sellada durante 2 semanas.