Aumentos de precios en dólares liquidaron el poco poder adquisitivo que quedaba

***Rubros como el tomate y el café molido duplicaron sus precios en divisas, mientras que otros como la zanahoria, el queso duro, la harina de maíz y las verduras aumentaron entre 50 % u 80 % en todo 2022. El economista Alejandro Castro asegura que, además de las causas internas, la inflación mundial aumenta su impacto en el mercado local

Noticias Capital/El Bolivarense.

 2022 arrancó para Fernando Arcia mejor de lo que pensaba y terminó siendo todo lo contrario a lo que esperaba en cuanto a lo laboral. Más de un año después de empezar a trabajar en una reconocida red privada de farmacias, reconoce que con su sueldo compra menos que entonces.

200 dólares a finales de 2022 no valían lo mismo que a principios, recalca Fernando, y muestra de ello es lo mucho que aumentaron los alimentos en el año. Hay cosas que pude volver a comprar con este trabajo, como el champú de la marca que me gusta o la crema de afeitar, pero ya cada mes es más difícil hacerlo, cuenta.

Y el drama se agrava al ver el comportamiento de los precios de los alimentos. De acuerdo con registros propios de Crónica.Uno, rubros como el tomate y el café molido duplicaron sus precios en divisas, mientras que otros como la zanahoria, el queso duro, la harina de maíz y las verduras aumentaron entre 50 % u 80 % en todo 2022.

La alta dependencia de las importaciones, además, podrían hacer que Venezuela se siga afectada por la inflación global, toda vez que la producción local enfrenta grandes desafíos de competitividad frente a lo extranjero. Frenar las variaciones en dólares, afirma Castro, “depende de una política económica sensata y de que el contexto global te lo permita”.

La oficina de Naciones Unidas para La Agricultura y La Alimentación (fao) estima que el costo mundial de las importaciones de 2022 fue alrededor de 50.000 millones de dólares, mayor al del año anterior, impactado directamente por la crisis de oferta de ciertos rubros por la invasión a ucrania y los aumentos de la energía. Según el centro de estudios agroalimentarios (cea), 70 % de los alimentos disponibles en el país se ven afectados por factores externos.