Dip. Vahlis: “cárcavas ponen en riesgo a familias en Caroní”

*** “Al menos más de 40 familias están en riesgo por el socavamiento del suelo, producto de las fuertes lluvias que han azotado a la ciudad últimamente y aun cuando no ha empezado en firme la temporada lluviosa en la región y el país, pero también por la erosión progresiva y estabilidad del terreno (…) así como la falta de mantenimiento y canalización por parte de los organismos estadales

Noticias Capital/Prensa Vahlis.

Ciudad Guayana.- La Legisladora Zaida Vahlis, recorrió en compañía de su equipo parlamentario, los sectores afectados por grandes cárcavas en la parroquia Simón Bolívar del municipio Caroní.


Vahlis indicó que producto de la falta de planificación y ejecución de proyectos hoy los guayaneses atraviesan situaciones deplorables, muchas calamidades, como lo es hoy el sector “El Chispero” de Pinto Salinas, Parroquia Simón Bolívar, San Félix, en el municipio Caroní.


La parlamentaria regional pudo constatar, acompañada de varios de los afectados y otros vecinos de las comunidad que se sienten amenazados y viven con el temor de que con otra aguacero como el de la semana pasada, de derrumben sus casas donde habitan con sus familias.


 “Al menos más de 40 familias están en riesgo por el socavamiento del suelo, producto de las fuertes lluvias que han azotado a la ciudad últimamente y cuando no empezando en firme la temporada lluviosa en la región y el país, pero también por la erosión progresiva y estabilidad del terreno que fundamentalmente son suelos sedimentarios, así como la falta de mantenimiento y canalización por parte de los organismos estadales, nacionales y municipales que tienen que ver con el área de infraestructura básica, en materia de drenajes y saneamiento ambiental”, observó la diputada del CLEB.

“Urge total atención por partes de las autoridades gubernamentales, quienes no reubican al momento a estas familias afectadas”, subrayó Vahlis. 


La comunidad


Indicó que “Esto también se debe a la falta de conciencia de las autoridades por el abandono de esas áreas en riesgo, de frecuente actividad de deslizamiento e inestabilidad y de ciudadanos quienes construyen viviendas en suelos inestables afectados por basura, aguas residuales y las fuertes lluvias que hoy azotan a los vecinos y estos a la vez, ante la ausencia de autoridad en cuanto a atención de su situación y aplicación de las ordenanzas respectivas, lanzan todo tipo de objetos y desperdicios, agravando la problemática”.


“No solamente es este sector, que hoy está en riesgo, tenemos muy cerca acá la cárcava de la urbanización Francisco Avendaño (Los Alacranes), cuyos trabajos de recuperación, estabilización y drenajes están paralizadas y en movimiento de deslizamiento por las lluvias y la falta de recursos para la finalización de la obra en cuanto al relleno y embaulamiento y muros de contención para evitar un desastre”, advirtió.


 “Aquí pudimos observar parte de los trabajos inconclusos, como los colectores, embaulamiento y torrentera, por lo que hacemos un llamado al Ejecutivo a apurar el paso y agenciar los recursos necesarios para la continuación de la obra porque existe el peligro de que con la estación lluviosa se vuelva a derrumbar, se pierdan unos recursos importantes y aumente el riesgo para las familias: desde el parlamento, como el año pasado, estaremos prestos a dar nuestro voto para aprobar los recursos que hagan falta “, enfatizó.


Finalmente la diputada Zaida Vahlis expresó “Nos preocupa que familias estén en riesgo, no solo de Caroní sino también de Ciudad Bolívar, quienes viven en zonas de alto riesgo, en sitios prohibidos donde están presentes estás cárcavas, además de esto las terribles viabilidades y corredores viales en varios municipios del estado Bolívar.

Las imágenes muestran la situación planteada por vecinos afectados como Álvaro Jaramillo, Julio Pérez, Félix Moya y Yolanda Marcano, quienes denunciaron que han estado “dando petotazos” con sus familias por la situación de amenaza que de noche se terminen de derrumbar las viviendas y de que el Estado no les ofrezca un lugar digno y seguro de resguardo mientras les reubican definitivamente.