Feproagro: falta de combustible desploma a 60 % producción de carne y lácteos

***Más de dos mil unidades de producción están casi paralizadas en Bolívar. Los ganaderos denuncian la desatención y falta de acompañamiento del gobierno regional, toda vez que compiten en desventaja con el avance de la minería

Noticias Capital/Correo del Caroní.

La Federación de Productores Agropecuarios del estado Bolívar (Feproagro Bolívar), que agrupa 10 asociaciones, reportó que la falta de combustible provocó la disminución del 60% de la producción de carne, leche, queso y maíz en lo que va de año.

Así lo expuso el gremio en una rueda de prensa que contó con la participación de ganaderos de los municipios Piar, Padre Pedro Chien, Sifontes, Angostura del Orinoco, Roscio y El Callao.

El porcentaje se traduce en más de dos mil unidades de producción casi paralizadas porque sin gasoil no se puede hacer mantenimiento continuo a los potreros, trasladar mercancía, trabajar la tierra, ni desplegar controles sanitarios.

Los productores denuncian la desatención y falta de acompañamiento del gobierno regional, piden ser escuchados.

“Nuestros potreros están desatendidos porque no tenemos combustible para las máquinas que usamos para el mantenimiento de nuestras unidades de producción. En esta fecha deberíamos estar ya preparados para la siembra”, declaró Noel Naar, productor agropecuario y presidente del gremio.

“Queremos un Estado que nos proteja y nos ayude”

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT), tres millones de hectáreas de terreno son aptas para la agricultura y la ganadería en Bolívar. Feproagro reportó que, de esa cifra, casi dos millones de hectáreas de tierra están ociosas porque sin combustible ni insumos no hay quien las trabaje.

“En Bolívar tenemos históricos importantes de producción de leche, de carne, de maíz… Tenemos capacidad y muchas tierras ociosas”, expresó Noel Naar | Fotos William Urdaneta

Los productores agropecuarios precisaron que los municipios del sur pasan entre seis y ocho meses sin combustible. Y cuando la gandola llega, surten apenas 160 litros al mes mientras que para aumentar la producción necesitan en promedio 600 litros de gasolina y 1.200 litros de gasoil mensuales.

En el mercado negro un tambor de gasoil cuesta 50 dólares aproximadamente. Lo que encarece el costo de producción de los productores agropecuarios.

“Nosotros lo que queremos es fluidez de combustible toda la semana para todos los municipios, para que podamos reactivarnos. Si hay fluidez en el despacho incrementaremos nuestros niveles de producción”, agregó.

Naar señaló que los ganaderos se reunieron con el departamento de ventas industriales de Pdvsa el pasado 10 de abril. De aquella reunión, asegura, recibieron respuestas positivas solo en algunos municipios, como Roscio y Piar.

“Hemos conseguido el acompañamiento de las alcaldías de esos municipios, por eso los tomamos como ejemplo y decimos que los gobiernos regionales y locales nos han desatendido. Nosotros en el campo estamos produciendo la leche y la carne que el venezolano necesita en su mesa. Queremos un Estado que nos proteja y nos ayude, somos ganaderos generacionales y defendemos el trabajo que iniciaron nuestros bisabuelos”, declaró la autoridad gremial.

Un clamor de larga data 

El estado Bolívar tiene un potencial histórico de producción de leche, queso, cereales, tubérculos y musáceas, pero la falta de voluntad política del Gobierno convirtió predios productivos en ociosos al no garantizar seguridad, suministro constante de combustible, financiamiento y políticas agrarias que permitieran a los productos locales ser competitivos.

Los productores agropecuarios claman por mejoras en el despacho de combustible desde hace más de tres años sin ser, hasta el momento, tomados en cuenta.

Nuestros potreros están desatendidos porque no tenemos combustible para las máquinas que usamos para el mantenimiento de nuestras unidades de producción. En esta fecha deberíamos estar ya preparados para la siembra”, Noel Naar

En 2020, Feproagro reportó que la producción de carne, queso y leche se mantuvo por debajo del 50% por falta de combustible e insumos. Durante 2021, los pequeños productores del sur de la entidad reportaron pérdidas por falta de diesel. Al cierre del año pasado la situación no mejoró, los ganaderos reportaron que la producción de estos rubros cayó 35%.

“Es que el sector agropecuario se ha mantenido gracias al pulmón de nosotros los productores ganaderos de este estado, que decidimos quedarnos aquí enfrentando la situación económica del país. Nosotros en Bolívar tenemos históricos importantes de producción de leche, de carne, de maíz… Tenemos capacidad y muchas tierras ociosas”, expresó Naar.

Desplazados por la minería: una competencia en desventaja que castiga los costos de producción 

Ante la falta de políticas agrarias que respalden la producción agropecuaria frente a la minería, la actividad extractivista provoca el desvío de combustible hacia los campamentos mineros, el encarecimiento de insumos que se utilizan en ambas actividades económicas y la invasión de los predios.

Para aumentar la producción, los productores necesitan un despacho promedio de 600 litros de gasolina y 1.200 litros de gasoil mensualmente

“Estamos siendo castigados en nuestros costos de producción por el tema de la minería. No estamos en contra de la explotación minera, estamos buscando la vía para sostenernos. Tenemos un gran potencial agrícola y pecuario en los municipios y podemos dar un aporte importante hacia afuera del país y del estado”, destacó el vocero de Feproagro.

“Las empresas de combustible o lubricantes buscan clientes a las empresas mineras. Nosotros para tener esos productos tenemos que pagarlos como si fuésemos a explotar la minería. Tú vas a comprar una pala para limpiar un corral y tienes que pagarlo más caro porque creen que vas a explotar la minería. Tenemos muchos implementos que utiliza la minería también, como mecates, alambres de púas… Y hasta las sillas de montura de nuestros caballos son considerados como material estratégico”, denunció Naar.

El productor precisó que hay al menos ocho puntos de control en 80 kilómetros de carretera, custodiados por distintos cuerpos policiales y militares del Estado.

Restricciones para movilizar ganado

Los ganaderos reportaron otro factor que impide mejorar la producción ganadera en Bolívar: la Resolución 052 que nombra a Sucre, Cedeño y Angostura del Orinoco como municipios fronterizos. Con tal condición, se les permite movilizar animales únicamente para faenar, pero no traer ganado desde otros estados o países para la cría, lo que impide el mejoramiento de la genética del rebaño.

Ganaderos informaron que la Resolución 502 no permite el traslado de animales desde otros estados y países, lo que impide el mejoramiento genético del ganado

El proceso de movilización de animales también se ralentiza por fallas en el protocolo de inspección del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai).

Pedro Díaz, presidente de la Asociación de Criadores y Productores Rurales de los municipios Angostura del Orinoco, Sucre y Bolivariano de Angostura, explicó que aunque cuentan con un aval sanitario del Insai que certifica la vacunación de sus animales, la institución les exige verificar nuevamente, lo que genera una carga adicional y retrasos en los procesos.

Los productores agropecuarios solicitan que se elimine la condición fronteriza de Bolívar, ya que la única frontera activa que tiene es la de Santa Elena de Uairén, a través de la cual no pueden movilizar ganado porque el estado de Roraima está libre de fiebre aftosa y Venezuela no, además de que tendría que atravesar 800 kilómetros de selva a través del Parque Nacional Caura.

Los ganaderos concluyen que se requiere una revisión de la resolución y la implementación de medidas, que permitan el traslado de animales para la cría para mejorar la producción con calidad de exportación.