La inflación sigue haciendo de las suyas en Venezuela

Foto: Archivo

Por Maikel Urbano

En marzo se registró un aumento significativo de la tasa de inflación que llegó a 10.5%, para elevar la inflación acumulada a 17.5%, según informó en Twitter el Observatorio Venezolano de Finanzas. Varios rubros registraron incrementos de precios de hasta 100%, siendo los de equipamiento del hogar, servicios, comunicaciones y alimentos los más afectados.

En Ciudad Bolívar, la mayoría de abastos y markets asiáticos, elevaron sus precios, lo que llevó a sus usuario a expresar su incomodidad a través de diferentes medios.

Por otra parte, Austerio González, presiddente de Fedecamaras Bolívar, indicó que hay muchos factores que influyen en este 10.50% de inflación. “Hay un aumento en los gastos operativos de las empresas y de las industrias que se ven reflejadas por la voracidad fiscal desatada en los último meses”.

Explicó que existen alcaldías en toda Venezuela que se han dado a la tarea de crear esta “voracidad fiscal en vez de incentivar la creación de empresas y de hacer más viables la productividad en sus municipios”. Esto lleva a que muchas empresas legalmente constituidas pasaron a la parte informal.

González también alega que el incremento que han sufrido los insumos importados por la inflación de sus países de origen y el aumento del transporte de carga internacional y nacional hace que aumente esta inflación, sin dejar por fuera el aumento “desproporcionado de los servicios público como Corpoelec, el agua en los últimos meses”.

“Recordemos que en los últimos años venimos con una caída del más del 81% del Producto Interno Bruto y el cual el año pasado hubo una pequeña recuperación de esa caída del 2.5% y se estima que este año pueda llegar entre un 5 y 6%, pero tenemos que tomar en cuenta la voracidad fiscal y ahora entra este nuevo impuesto a las Grandes Transacciones que al final va a crear un poco más de inflación porque es un impuesto para contribuyente especiales, al final se traslada al consumidor”, apuntó González.

Aunque La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), ha supervisado muchos de los establecimientos de ventas para regular sus precios, al parecer para los consumidores esto no suficiente ya que califican ese trabajo como “paños de agua tibia” para lo que está pasando en sistema compra y venta de la ciudad.