Para evitar cierre de comercios Calicor Bolívar pide revisar factura de aseo y cargas tributarias

***La cámara hace un llamado a buscar soluciones que permitan a los negocios mantenerse a abiertos. Resalta que las altas cargas de los servicios y los tributos es insostenible para muchos empresarios del sector licores

Ciudad Guayana.- La Cámara de Licores del Estado Bolívar (Calicor Bolívar) llama a buscar alternativas que permitan una reducción de las facturas del servicio de aseo urbano y las responsabilidades tributarias.

El presidente de Calicor Bolívar, Franklin Fernández, explicó que, por la recolección de desechos sólidos se estableció un método de determinación para el cobro del servicio que no es favorable para el sector, debido a los altos montos.

De acuerdo con Fernández, el decreto establece rangos de precios a una licorería entre 20$ y 50$, pero empresarios de licores están pagando montos superiores. “La mayoría de las licorerías están pagando 50$ y otras inclusive pagan por encima de los 200$”, detalló.

“Esas son las cosas que hay que revisar, nosotros hacemos exhorto a las autoridades municipales para que nos permitan sentarnos y revisar esta situación. Aquí no hay una negativa del sector comercial en pagar nuestros impuestos o nuestras obligaciones en servicios”, agregó.

De acuerdo con el presidente de Calicor Bolívar no hay capacidad de pagar montos tan elevados por servicios de aseo urbano, debido a que los productos que tienen mayor salida son licores de bajo precio que no representan una entrada de dinero importante.

«Aquellas licorerías que tienen un inventario ínfimo de 1.000$, 2.000$ hasta 5.000$, les facturan por aseo el 10 % de lo que tienen en inventario», agregó. “No hay correspondencia del monto que hay que pagar por servicio de aseo, con la capacidad contributiva que tienen estos negocios”.

Además, resaltó que la mayoría de las licorerías operan en locales relativamente grandes, pero esto no implica el uso en su totalidad de las instalaciones.

Fernández prevé que negocios cierren o se vayan a otros municipios donde puedan cumplir con sus expectativas. “Estamos recibiendo, no con el mucho agrado, información que el 15% de los agremiados están cerrando sus empresas porque no les da para sustentarse, porque no pueden mantener a sus familias”, indicó.

Subrayó que el municipio se podría ver perjudicado por el cierre de negocios y la pérdida de puestos de empleos en sectores como el de licores.

Voracidad fiscal y bajas ventas

El líder gremial aseguró que el sector de licores es uno de los más afectados en materia económica, debido a que cuenta con «los aforos y la carga tributaria más elevada dentro de las actividades económicas que se realizan dentro del municipio».

A los dueños de licorerías les corresponde pagar un aforo de sus ingresos del 6 %, aunado a ello, tienen los gastos de servicios como telefonía, agua, electricidad.

Asimismo, añadió que las expectativas de diciembre no se cumplieron porque, si bien esperaban recuperar las ventas que no se hicieron durante el año, los números no mejoraron. “Eso merma la rotación de inventario, la capacidad de generar ingresos para poder soportar esa carga tributaria y la carga de servicios tan alta como la que tiene el sector”, agregó.

Desde la cámara insisten en que debe darse un acercamiento con las autoridades para que entiendan realidad del sector y se puedan generar los incentivos que dinamicen la economía y a su vez permitan a las licorerías mantener sus negocios abiertos.

“El llamado es a las autoridades, en principio, a que tanto las autoridades municipales como los del comercio se sienten a evaluar la realidad. Debemos ponernos de acuerdo para enfrentar esta situación y que nos permita mantener el comercio libre dentro del municipio y nuestro estado”, finalizó.