Profesores de la Udo Bolívar conmemoraron su día con una misa

*** El profesor Félix Martínez, presidente de Apudo Bolívar, aseveró la difícil situación de las universidades, los ataques y desvalijamientos de su planta física, de sus profesores que siguen teniendo sueldos de miseria. Sin embargo, llamó a no dejar que la esperanza y la llama de democracia universitaria se apaguen. La mejor demostración que la UDO no desaparecerá está en sus egresados, en esos 532 nuevos profesionales salidos de estas aulas.

Noticias Capital/Prensa Udo Bolívar.

Ciudad Bolívar.- Con una misa de acción de gracias oficiada por el Padre Antonio Valladares, párroco de la Catedral Metropolitana de Ciudad Bolívar, los profesores del Núcleo Bolívar de la Universidad de Oriente celebraron su día este lunes 5 de diciembre.

La actividad religiosa se realizó en la sede de la Asociación de Profesores de la Universidad de Oriente (Apudo Bolívar), y sirvió para que muchos docentes udistas se reencontraran después de tres años, tras la pandemia.  

Se contó con la participación de la Decana María Coromoto Casado, además, de la profesora Yusmelys Caraballo, coordinadora académica, y la Dra. Carmen Ruíz, directora de la Escuela de Ciencias de la Salud “Dr. Francisco Battistini Casalta”.

Como preámbulo,  el profesor Félix Martínez, presidente de Apudo, dirigió unas palabras destacando las razones de celebrar el Día del Profesor Universitario, tras el decreto de la Ley de Universidades en 1958, y la decisión de la Fapuv en 1991 de tomar el 5 de diciembre como fecha para homenajear a los profesores universitarios en el país. 

Aseveró que los últimos años han sido difíciles para los docentes, y para las universidades, enfatizando en los ataques desde el Ejecutivo nacional contra este sector, “porque no comulgamos con el pensamiento único revolucionario”.

Con sueldos de miseria

Expresó que la UDO “nació en democracia, y seguirá siendo demócrata” dijo. En un recuento de lo que han sido estos años para los universitarios, cargó contra quienes han tratado las formas de ponerle las manos a las universidades, no pudiendo hacerlo vía votos,  buscando asfixiándolas presupuestariamente, desmantelando sus instalaciones, dando a sus profesores un mísero sueldo que no alcanza para nada. 

El presidente de Apudo enfatizó que se les “olvidó, algo importante, que para destruir a las universidades autónomas, primero tienen que sacarlas del corazón de los universitarios”.

En el caso de la Universidad de Oriente, destacó, que está sembrada en el corazón de cada udista, y la mejor demostración es la que se vive en el Núcleo, sin planta física, pero dando clases, y egresando cada vez más generaciones de profesionales, teniendo en la última 532 egresados.  “Esa es la mejor demostración que le damos al Ejecutivo, que está universidad vivirá para siempre”; y es imposible desaparecerla como ha sido la intención de algunos afectos al gobierno, dijo.  

Aprovechó para reconocer la labor de la Decana del Núcleo Bolívar María Coromoto Casado y a su equipo, por su esfuerzo y constancia en tiempos difíciles y de pandemia, para mantener a flote las actividades académicas.

En su breve discurso felicitó a los profesores, consciente que el sueldo que se percibe no es para mantenerse en un aula, sin embargo, llamó seguir luchando, y no permitir que jamás esa llama de esperanza y democracia universitaria se apague.  La nota musical la colocó el maestro Ángel Villard junto a un grupo de docentes, cantando aguinaldos.