Víctimas por el sismo en Siria y Turquía superan las 17.100

***Las gélidas temperaturas agravan la situación de los supervivientes y dificultan el desesperado trabajo de los socorristas en Turquía y Siria, donde el potente terremoto ya deja la cifra oficial de 17.100 muertos

Noticias Capital/Globovisión.

Las autoridades locales informan de que los fallecidos en los terremotos que han azotado Turquía y Siria superan ya los 17.100. En cuanto a los heridos a causa de los temblores de tierra en ambos países, la cifra se sitúa en más de 68.000.

Según la autoridad de gestión de emergencias turca AFAD, a primera hora del jueves, cuatro días después del terremoto con epicentro en Turquía, el balance oficial de víctimas mortales ha subido hasta 12.873, mientras que los heridos superan ya los 63.000.

Rescate bajo los escombros

En esta madrugada, los rescatistas han logrado sacar con vida de los escombros a un joven de 16 años, aunque, a medida que pasan las horas, disminuyen las esperanzas de que se produzcan otros milagros.

Expertos locales estiman que decenas de miles de personas están todavía bajo los escombros de los edificios derrumbados, aunque no hay información sobre la situación en la mayoría de los pueblos de las 10 provincias afectadas por el terremoto.

Cifras en aumento


En Siria, la cifra oficial de muertos asciende ya a 3.162 y la de heridos a 5.235, mientras las labores de rescate continúan en las cinco provincias del país más afectadas con pocas esperanzas de hallar supervivientes.

Según el último recuento ofrecido por los Cascos Blancos, un grupo de rescatistas que opera en las regiones opositoras de Siria, en las áreas de Idlib y Alepo, en manos de la oposición, el balance supera las 1.900 víctimas mortales y los 2.950 heridos.

Los rescatistas alertaron de que las cifras podrían seguir subiendo, ya que muchas personas continúan atrapadas bajo los escombros en el cuarto día de operaciones de emergencia tras el sismo inicial, registrado el lunes, al que han seguido múltiples réplicas. Otras 1.262 personas perdieron la vida y 2.285 resultaron heridas en las zonas controladas por el Gobierno de Bachar al Asad.